equivocacion_sm.jpgpleno_nojuicios.jpgrecaudacion1.jpgdeudas_aytoxhab.pngsubvs_perdidas.jpgnosonpartidos.jpgsinpagar.jpgibi_gravamen.jpgFresno de Torote-20121013-00204.jpgcontenciosos1.jpgmachismo_polit.jpg20añosfresno2.jpgalcaldia.jpgbasurasinpagar.jpgcomunicado1.pngcedemos.jpgpuestosadedo.jpgmocion_ocultacion.jpgfs_trabajaxvecinos.jpgvc_ibi_Fresno.pngcarretera_nevada_w.jpgintereses_demoras1.pngalcaldia_sin.pngrojofasc.jpgfresno_vistacielo1.jpgbasura_deficit.jpg

EL DEDO...

Fresno de Torote 10 de Agosto de 2015

 

   Por el dedo y con el dedo te pueden acusar, incriminar.  Con el dedo te señalan. Con el dedo te indican en circunstancias de desorientación urbana y geográfica. Con el dedo preparas la depositación de semilla para dar vida. Con el dedo déspota e imperialista ordena la muerte si este señala hacia  abajo. El fatal dedo de la negación que rompe con las ilusiones infantiles y no tan infantiles.  dedo
Hay dedos que colocan aunque no se lo merezca el señalado.  Concretamente a este me quiero referir, aunque podría hacer una lista interminable de acciones a desarrollar con el dedos.

 

 

 

En democracia severamente hemos de ser justos y buscar lo mejor para el cumplimiento de la ley y el orden. Se lucha, durante los cuatro años anteriores a las elecciones,  para que esto se cumpla. Con ferviente deseo queremos ocupar puestos dirigentes para eliminar al "dedo" que da y quita, al dedo engañoso que provoca ilusiones en aquellos desesperados que suplican un trabajo, esas migajas que como a Lázaro esperan arrodillados ante el dedo mafioso y caciquil que otorga y niega. ¡Ay! ese dedo tan criticado, en público y privado,  cuando no somos nosotros los agraciados.  Y estos, los no agraciados, luchan por quitar al dedo caciquil y mafioso ¿para qué?  para aupar a eso otro dedo que quiere democráticamente cumplir con la ley, la justicia y el orden, porque en el fondo no se cree que éste cumpla con esas premisas.  Y tanto es así que nada más llegar al gobierno no solo solicitan, piden, te llaman por teléfono, porque ya lo tenían en precampaña, y sin escrúpulo lo usan para recordarte que te votaron.  Y esto no es lo peor. Como pasan los días y el nuevo dedo seudo colocador no se mueve y es estático y fiel a sus principios,   llega la desilusión falsamente forjada porque no hubo promesas, solo trabajo, para un mejor fin, y con el ánimo de ofender y romper esos principios, mediante chantajes, se atreven a pedirte la dimisión de tus cargos y compromisos adquiridos.

En lo más profundo de su ser suspiran por el dedo caprichoso que les señale para su interés espurio y durante la campaña electoral han apoyado a aquel que creían que con su dedo les iba a favorecer.  ¡Qué decepción y desilusión! (sonido de chicharra)

H.e.g.